Trajes de fiesta estilo vintage: ¡Locas por los años 20!

La moda siempre capta tendencias y se apropia de estilos de otras épocas pretéritas pero, ¿por qué los años '20 siempre están en el candelero? ¿Qué tiene la estética de este convulso período que conquista a diseñadores y también al público?
por el 15/11/2014

Traje de fiesta de corte recto adornado con flecos en la parte baja de la falda

Traje de fiesta de corte recto adornado con flecos en la parte baja de la falda

Vestido vintage o estilo vintage:

Muchas veces identificamos "lo vintage" con todo aquello que tiene que ver con el período entre guerras, es decir, los años '20. Pero más allá de esto, el término vintage, en moda, hace referencia a toda pieza que tenga más de 20 años y este en perfectas condicones de uso. Es decir, un vestido de los años '80 o de principios de los '90 ya es una prenda vintage... ¡Quizá incluso tengas alguna en tu armario!
Por contra, un traje conservado a la perfección y que date de los años '20, hoy en día ya (casi) lo podemos considerar una pieza de época, ya que para hacerlo han debido pasar más de 100 años.
¿Sabías qué...? En Barcelona existe una tienda especializada en moda de época y vintage que además realizó parte del vestuario de la película Titanic
Otra cosa bien distinta (y quiero que esto quede bien claro para que no te vendan "gato por liebre"), son los vestidos o prendas estilo vintage. Es decir, trajes de reciente creación o fabricados hoy en día que se inspiran en el estilo y las tendencias de cualquier década del siglo XX. Como ya te puedes imaginar, aunque cuesten una fortuna, no tienen el mismo valor ni tampoco han sufrido el paso del tiempo en sus tejidos.

Así que... ¡No es lo mismo un vestido vintage que un traje estilo vintage!

Y como este artículo va concretamente de eso, de estilo vintage, vamos a ver concretamente en qué se inspira o toma como referencia esta tendencia que nos trae a todas de cabeza...

El "flapper dress":

No podemos entender la moda de los años '20 sin antes ponernos en contexto y, tampoco, sin ver sus precedentes.

El fin de la Primera Guerra Mundial estaba cerca y el inicio de la Segunda, así como el crack del '29 ya se empezaban a atisbar en el horizonte. Por lo que la década de los 20 fue un período convulso en el que la gente, sobre todo, buscaba distraer, disipar y relajar su mente de los problemas cotidianos y las carencias.

El Art Nouveau o Modernismo había llenado (y en algunos cosas, sobrecargado) la arquitectura, la pintura y, en general, todas las artes (también la moda) con motivos de la naturaleza y formas redondeadas. Ante esto, a principios de los años '20 se empieza a extender un nuevo movimiento que busca más la estética minimalista y las formas geométricas, es el Art Déco.

Junto a todo ello, Paul Poiret (considerado el primer gran diseñador del siglo XX) libera a las mujeres del corsé con un nuevo estilo. Se trata de un vestido de corte recto, más holgado y que permite mayor libertad de movimientos.

Pese a ello, el modisto francés (uno de los grandes enemigos o rivales de Coco Chanel) murió completamente olvidado y en la más absoluta miseria

Así, el estilo más andrógino, de no marcar tanto las curvas, los cortes a la cadera (en vez de a la cintura), cierto aire de fragilidad (incluso, en ocasiones, casi casi efebo) y elementos como los flecos o las paillettes se popularizan entre el género femenino. Es el denominado flapper dress.

También, los bajos de las faldas se acortan y dejan entrever las rodillas (algo impensable hasta la fecha). Y es tal es el furor por mostrar las piernas que las mujeres optan por maquillarse las rodillas para resaltarlas y darles mayor relieve.

Por todo ello, hoy en día, es tanta la admiración y la curiosidad que despierta aquella época que los modistos no han dejado pasar la oportunidad de reintroducir la moda al más puro estilo de las flappers en sus colecciones. Y ya hemos visto a firmas de lujo, como Gucci, Marchesa o Cavalli que han creado líneas enteras basadas en esta década. 

Y si bien en este artículo no apuntamos tan alto (en cuanto a precio se refiere), sí que te dejamos varios coquetos ejemplos de lo que sería un perfecto estilo vintage con diversos flapper dresses de la firma Frock and Frill, diseñados para Asos.

Pssst! No te pierdas nuestro vídeo en YouTube sobre vestidos vintage

COMENTARIOS ()
- +
responder