6 consejos para escoger el catering de tu boda

¿Es caro? ¿Qué es lo que puedo exigir? ¿Qué debe entrar en el servicio? Estas y otras cuestiones, ¡resueltas en el siguiente artículo!
por el 26/08/2015

Carpa decorada para un banquete de boda al aire libre

Hace bastantes años el catering de una boda era uno de los aspectos más fundamentales y a él iba detinado la mayoría del presupuesto. En cambio, hoy en día, éste comparte cierto protagonismo con otros aspectos como la decoración, las invitaciones o el reportaje.

No obstante, se calcula que aproximadamente el 50% del presupuesto de una boda se destina al banquete. Y si el gasto medio se sitúa entorno a los 100 euros por cubierto en España, ¡saca cuentas multiplicando por la cantidad de invitados!

Pues bien, para escoger un catering que se adapte a tus gustos, exigencias y también a tu bolsillo, has de tener muy claras algunas cosas:

1. Saber qué es lo que quieres:

No es lo mimso una boda tipo picnic, que un banquete estilo pica-pica, o un catering con entrada, plato principal y postre.

Por ello, para empezar a definir tu catering de boda es fundamental que ya tengas una idea aproximada de lo que quieres. Puedes mirar fotos en internet, rebuscar en foros nupciales o consultar con familiares y amigos, pero has de tener muy clara una cosa: es tu boda y tú mejor que nadie tienes que saber qué estilo le quieres marcar a tu gran día.

Esto no quiere decir que no te dejes aconsejar por profesionales, pero sí debes de tener claras tus prioridades para saber explicar cada uno de los aspectos y conseguir un resultado óptimo.

2. Fija un presupuesto máximo:

Tal y como te he comentado antes, sabiendo que el cubierto está alrededor de los 100 euros de media en España, haz tus cálculos y adapta el menú para que cuadren los números.

Algunos consejos que te puedo dar: apostar por alimentos de temporada, hacer un aperitivo abundante para después pasar directamente al plato principal o evitar las comidas que adquieren un mayor precio en la cesta de la compra.

3. Contentar a todos:

Más allá de tus gustos y platos favoritos, deberás tener en cuenta a veganos, vegetarianos, celiacos y a aquellas personas que tengan alergias o intolerancias a algún tipo de alimento como los mariscos o la lactosa.

4. La calidad es innegociable:

Pagar 100 euros por persona implica exigir calidad en la comida y el servicio: los tiempos entre plato y plato han de ser los correctos, la temperatura de cada comida ha de ser la adecuada o la decoración ha de ir acorde con lo que se está sirviendo.

5. Cantidades justas:

Si ya es difícil calcular en las cenas navideñas o cumpleaños cuando se junta toda la familia, imagina cuando son 100, 200 o 300 invitados. En este punto te has de dejar guiar y aconsejar por expertos y profesionales para calcular la cantidad justa. De lo que se trata es de no quedarse corto ni tampoco pasarse con las raciones.

6. Buscar referencias:

Antes de dar el sí quiero y firmar el contrato, te aconsejo buscar referencias y opiniones de otras parejas, para así tener un mayor conocimiento de causa sobre el catering que va a servir tu banquete de boda.

Seguro que en los distintos foros en internet encuentras todo tipo de información y si, por contra, no encuentras absolutamente nada de un servicio, desconfía.

También puedes valorar la posibilidad de hablar con profesionales que te puedan dar una mano o algún tipo de consejo y, sobre todo, ten muy en cuenta que no es lo mismo un banquete para un cumpleaños o celebración que para una boda.

COMENTARIOS ()
- +
responder