5 errores a evitar en el maquillaje de Fin de Año

¿Quieres estar deslumbrante, despampanante y perfecta para despedir el 2015 y dar la bienvenida al nuevo año? ¡Pues ten en cuenta estos 5 consejos para no caer en los errores más típicos a la hora de maquillarte!
por el 27/12/2015

5 errores a evitar en el maquillaje de Fin de Año

¿No te ha pasado alguna vez eso de que cuanto mejor quieres quedar más la cagas? Es una máxima que se suele cumplir cuando nos salimos de lo cotidiano o, en el caso que nos ocupa, utilizamos productos que el resto del año tenemos casi olvidados. Por lo menos a mí me pasa...

Pero para evitar que cometas cualquier tipo de error en Nochevieja, sobre todo en lo que respecta a tu maquillaje, aquí te dejo estos cinco fallitos que deberás eludir a toda costa para estar perfecta:

1. Prebase o primer:

En el mercado existen distintos tipos de prebases o primers, una para cada necesidad

La función de la prebase es suavizar las líneas de expresión, unificar el tono, aportar luminosidad, evitar la aparición de brillos y que nuestro maquillaje se fije y, por tanto, nos dure toda la noche.

Pero, ¿debemos aplicar el primer en todo el rostro o bastará solamente en algunas zonas?

En el caso de las prebases para poros abiertos (cada una puede tener una función específica dependiendo de nuestro tipo de piel), se aplican justo en las zonas que necesitan correción. En el caso de las iluminadoras, podemos utilizarlas en todo el rostro, pero si son muy muy brillantes, es mejor delimitarse a la parte alta de los pómulos, la zona T y el arco ciliar (cejas).

2. Base de maquillaje:

Bases de maquillaje en distintas texturas

Uno de los errores más comunes y más desastrosos y no escoger bien el tono de nuestra base de maquillaje, ya sea por defecto (demasiado claro) o por exceso (cuando queremos parecer más bronceadas de lo que realmente estamos).

Para evitar este fallo deberemos probar los distintos tonos de las bases en nuestro rostro y no en nuestra mano como habitualmente hacemos. Si vemos que la tonalidad se funde con nuestra piel y casi no queda ni rastro de ella en nuestra cara, ¡habremos dado con ella!

3. El temido efecto "oso panda":

El corrector debe tener siempre la misma tonalidad que la base

Tienen maquilladores y estilistas personales y aún así, las famosas, siguen cayendo una y otra vez en el temido "efecto oso panda" que no es otro que el ver unas marcas más claras de maquillaje bajo los ojos, justo en la zona de las ojeras.

Sara Carbonero, Paula Echevarría, Jennifer López, Eva Longoria, Angelina Jolie o Nicole Kidman han sido algunas de las que han caído bajo este efecto en sus apariciones sobre la alfombra roja.

Pero para que esto no te suceda a ti, si has aplicado la base de maquillaje y ves que tus ojeras persisten y siguen ahí, puedas optar por aplicar una finísima capa de corrector, pero eso sí, de idéntico tona al de la base. ¡Sino pagarás las consecuencias!

4. Colorete:

Coloretes en distintas tonalidades

Seguro que tú también has visto a la típica chica o señora que se ha pasado con el colorete y, o parece Heidi o parece un loro...

Pues bien, antes de cometer este error y seguir recorriendo la fauna entera en tu rostro, deberás tener en cuenta que el colorete o rubor se aplica en la zona alta de los pómulos, justo encima del hueso, y que se debe difuminar desde la mitad del pómulo hasta el exterior, es decir, las orejas, consiguiendo que se funda con la base de maquillaje.

5. Contouring y strobing:

Contouring vs Strobing

Estas dos técnicas de maquillaje, contrapuestas entre sí y tan en auge entre las famosas y entre las que no lo somos, requieren de un gran dominio de las brochas, de cada uno de los productos y de las líneas y facciones de nuestro rostro.

Así, mientras el contouring se centra en un efecto de luces y sombras, el strobing, mucho menos agresivo o no tan recargado, se centra únicamente en los puntos de luz.

Por ello, más allá de que nos ayudan a potenciar, esculpir e iluminar nuestro rostro y conseguir un efecto de piel perfecta, si no los dominas es mejor dejarlos para otra ocasión, a riesgo de parecer un mapache.

COMENTARIOS ()
- +
responder