Lugares originales donde pronunciar el sí, quiero (Parte I)

Por -

Sitios exóticos, singulares, históricos, salvajes y de gran belleza para contraer matrimonio.

HISPABODAS en Facebook ← ¡Siguenos!
Versión de Escritorio

 A continuación te exponemos una serie de sitios que por sus características excepcionales ofrecen romanticismo, originalidad y exclusividad a la hora de elegir un lugar donde casarse.

Te sugerimos idílicos y románticos lugares donde puedes celebrar una boda.
Te sugerimos idílicos y románticos lugares donde puedes celebrar una boda.

- Sala Rossa del Palazzo Vecchio, Florencia: Cuna del arte y la cultura en la época del renacimiento, Florencia es una de las ciudades más románticas de Europa. En ella destaca el Palazzo Vecchio o Ayuntamiento de Florencia en la actualidad, que fue construido a finales del siglo XIII. Donde se ofician ceremonias de matrimonio en su Sala Rossa.

- Elephant Safari Park, Bali: Si deseas una Boda salvaje y tradicional balinesa, este es tu sitio. Se llega al lugar en helicóptero a través de la jungla. Se viste a los novios con los trajes tradicionales del lugar. Y se los lleva al altar en sitial, o mejor aún, a lomos de un elefante.

- Empire State Building, Nueva York: Si deseas una sencilla ceremonia con Nueva York a tus pies, sin duda has encontrado el sitio. La ceremonia se celebra en el piso 86 del edificio. A 240 metros sobre Manhattan. Sin duda, vuestra Boda gozará de unas vistas espectaculares.

- Skibo Castle, Donoch, Escocia: Castillo de cuento de hadas construido en el siglo XII. Será tu sitio ideal para contraer matrimonio si deseas sentirte como una auténtica princesa. Por su privacidad y exclusividad solamente celebran unas 6 Bodas al año. Precisamente por ello, fue el lugar escogido por Madonna para celebrar su casamiento.

Son esos lugares, que no sabes el por que, pero tienen una magia especial, un algo, que los hace increíbles e incomparables.

Puedes seguir consultando en nuestra nota Lugares donde casarse Parte II 

 

COMENTARIOS (0)
- +
responder
Lugares originales donde casarse (Parte II)
Bailar es soñar con los pies