Mesas de Boda Imperiales

Esta nueva tendencia en bodas, que cobrará fuerza el próximo año, consiste en ubicar a los invitados en una única y larguísima mesa. Otra opción a la hora de romper con la tradición. ¿Te animas a probarla?
por el 01/12/2011

Las mesas largas general un ambiente de familiaridad y unión. Mesas de bodas largas o imperiales . Imágenes Style Me Pretty

Las mesas largas general un ambiente de familiaridad y unión. Mesas de bodas largas o imperiales . Imágenes Style Me Pretty

Se la llama imperial o simplemente mesa larga y es una alternativa a las clásicas redondas de 8 o 10 invitados. A pesar de que estas últimas se caracterizan por su seriedad y elegancia, con los arreglos adecuados podrás lograr el mismo efecto. Lo más común es ensamblan pequeñas mesas cuadradas o rectangulares a gusto y necesidad de la ocasión.

Una de sus tantas ventajas es que permite ubicar cómodamente a los invitados. Durante el banquete, estos no se verán limitados a relacionarse con un reducido grupo de personas, como sucede con las mesas redondas. Podrán conversar con quienes se encuentren a los lados o al frente, siempre que el ancho de la mesa no sea excesivo.

Otro punto a favor es el impacto visual que genera. Se vuelve imponente en el centro del salón e incluso permite generar distintas formas, como ondas o curvas abiertas en su disposición.

Como decorarlas

No existen limitaciones respecto a la decoración. Puede adecuarse a cualquier tema de bodas. Los adornos se lucen más en ella, ya que al haber menos espacio parece más decorada. Pero ojo: hay que evitar sobrecargarla, sobre todo con elementos o arreglos florales excesivamente altos. Debe quedar suficiente espacio entre los comensales enfrentados para que puedan verse e interactuar cómodamente.

Una buena idea es ubicar arreglos florales sencillos  o velas en línea a lo largo de la mesa. Objetos como estos generan uniformidad en su conjunto. Si lo que deseas es algo más recargado, puedes incluir arañas o adornos colgantes, equilibrando así su horizontalidad. 

Independientemente de la decoración que elijas, su disposición recreará un clima de unión y tradición familiar.

Situaciones ideales

Las mesas alargadas son las preferidas de las bodas al aire libre, campestres o en la playa, ya que permiten aprovechar los amplios espacio que estas proporcionan. Además, son una manera sutil de solventar los problemas de inestabilidad de los suelos naturales. 

Claro que si tu boda es de interior y el espacio no es lo que te sobra, no te preocupes. ¡No todo está perdido! Puedes adaptar esta idea reemplazando una gran mesa alargada por rectangulares de 10 o 12 personas. Para asemejarlas aun más al concepto original, evita ubicar a tus invitados en las cabeceras. Asegúrate de que hay lugar de paso entre ellas, pero mantén en lo posible la línea para la colocación.

Descubre tu misma las ventajas de esta propuesta. Sólo es cuestión de animarse, respetando siempre lo que tu instinto y ánimo te dicte.

Imágenes: Style Me Pretty y Once Wed

COMENTARIOS ()
- +
responder