Jabones artesanales para obsequiar a tus invitados

Aprende a realizar jabones artesanales con herramientas sencillas y materiales muy fáciles de conseguir.
por el 07/05/2012

Has tus propios jabones artesanales para obsequiar a los invitados. Imagen: Style Me Pretty

Has tus propios jabones artesanales para obsequiar a los invitados. Imagen: Style Me Pretty

Para este trabajo artesanal no necesitarás demasiados utensilios ni ingredientes costosos o difíciles de conseguir. Sólo procura tener a mano:

- Una tabla de madera o cualquier superficie que sirva para cortar;

- Espátula con mango;

- Atomizador;

- Cuchara de madera;

- Pasta de jabón de glicerina transparente u opaca;

- Colorante líquido

- Fragancia para jabones;

- Alcohol de uso cosmético;

- Moldes de plástico;

- Papel film

IMPORTANTE: no olvides que todos los materiales que utilices deben ser cosméticos, para así evitar que dañen la piel. Nunca recurras a pigmento o esencias para velas u otras artesanías. 

Instrucciones:

1. Utiliza la tabla para rallar sobre ella la pasta de jabón y dejarla lo más fina que puedas. De esta manera lograrás que se derrita más rápido, sin necesidad de aplicar calor excesivo. Esto hará que quede más transparente.

2. Una vez rallada, coloca la pasta de jabón en un recipiente y selecciona una de estas tres manera para derretirla: 

  • A fuego directo: Pon el jabón a fuego lento hasta que quede líquido y luego retíralo. Ten cuidado de que no hierva (es el método menos recomendable).
  • Baño maría: Calienta el jabón hasta que esté líquido. Este procedimiento es un poco lento y el recipiente debe estar perfectamente tapado para impedir una evaporación excesiva, y así evitar que el jabón pierda transparencia. Usa una bolsa de fundición (como la que se usa para la cera de las velas) para colocar la pasta. Una vez fundida vacíala rápidamente en una taza medidora.
  • Horno de microondas: Una taza llena de ralladura de pasta de jabón se derrite en temperatura alta aproximadamente en 30 segundos (depende de la potencia del horno). Si no se deshace completamente, prueba con intervalos de 15 segundos hasta que lo haga. Si programas demasiado tiempo en el microondas corres el riesgo de que el jabón hierva, forme espuma y se derrame. Esto no debe ocurrir para que no pierda su transparencia.

Consejo: Si necesitas derretir más de una taza de pasta de jabón, es preferible que lo hagas por partes y repitiendo el proceso elegido. No es conveniente derretir demasiado jabón porque éste se endurece rápido y no tendrás suficiente tiempo de trabajar con al preparación.

3. Una vez que tengas el jabón derretido, debes trabajar lo más rápido posible y sin dejar de mover la preparación para que la consistencia sea la correcta y tus jabones luzcan adecuadamente.

Prepara de antemano la fragancia, el colorante y cualquier otro ingrediente natural que quieras agregar. En el caso del colorante, agrégalo gota a gota hasta encontrar el color deseado. Recuerda que una vez seco oscurece un poco (sobre todo el rojo).

Luego, mézclale la fragancia. No más de 6 u 7 gotas por taza de pasta (sin derretir), de lo contrario el jabón se verá nebuloso.

Para otros ingredientes de origen natural que desees agregar te recomendamos los siguientes:

  • Avena: ideal para limpiar y suavizar la piel de todo el cuerpo.   
  • Romero: excelente reconstituyente de la piel.   
  • Té verde y/o Ginkgo biloba: sirven para prevenir el envejecimiento de la piel.
  • Tomillo: actúa contra el acné gracias a su acción antiséptica.
  • Manzanilla: ideal para pieles sensibles y secas por sus propiedades descongestivas y suavizantes.

Selecciona un sólo ingrediente de origen natural por recipiente y agrega sólo una pequeña cantidad. Procura que la esencia elegida coincida con el ingrediente natural, ya que algunos son muy perfumados.

Consejo: Si en cualquiera de los caso llegara a formarse espuma, rocía un poco de alcohol en forma circular sobre la mezcla.

4. A continuación,  vacía lo más rápido que puedas en los moldes previamente refrigerados por 5 minutos y rociados con alcohol. Esto te ayudará a desmoldar los jabones. Rocía alcohol con movimientos circulares también sobre la preparación una vez en los moldes para cortar la espuma y evitar que se forme nata (si fuera necesario retírala con una espátula). Llena de una sola vez cada molde para que luego la mezcla no se separe y procura no moverlos  por lo menos en 20 minutos.

Consejo: si no tienes moldes para jabón puedes utilizar una bandeja cuadrada o rectangular y luego cortarlos cuando hayan endurecido.

5. Deja que enfríe y endurezca. Esto llevará aproximadamente 20 minutos. Si quieres acelerar el proceso pon el molde 10 minutos al refrigerador, pero antes tápalo con papel film. Nunca pongas los jabones en el congelador.

6. Desmolda con cuidado y elimina los bordes desparejos con un cuchillo. Si es necesario, pule las imperfecciones rociándolo con alcohol y frotándolo con una esponja.

7. Envuelve los jabones en papel film. La consistencia  todavía será suave  así que déjalos reposar mínimo un día. Entre más tiempo los dejes mejor, ya que ganan transparencia y dureza.

8. para evitar que los jabones se opaquen y transpiren mantenlos envueltos en papel film. Al momento de prepararlos como recuerdo elige papel celofán de diferentes colores, que cumplirá la misma función. También puedes dejar que ocurra justamente lo contrario, si quieres un acabado más rústico.

En la galería descubrirás algunas ideas para presentarlos y algunas bonitas formas para darles.

Imágenes: Style Me Pretty
COMENTARIOS ()
- +
responder