Carruaje, moto o coche de bodas: ¿Cuál es tu favorito?

Decidir qué tipo de transporte queremos usar en el Gran Día es una decisión que debe ir muy a tono con el estilo de la boda. Consulta las ideas y comodidades que te ofrece cada uno.
por el 04/02/2013

En una boda todos los detalles hablan de la pareja, incluso el cómo vamos a llegar a la iglesia o a transportarnos a la celebración. Es quizás una especie de medidor que suele mucho del estilo de festejo y hasta de vida de los propios novios.

Pero así como los vehículos hablan sobre sus dueños, el que elijamos para trasladarnos el día del matrimonio debe cumplir con nuestras expectativas, adaptarse a las comodidades que queramos cubrir y darse la mano con la decoración que hayamos seleccionados.

¿Cómo saber cuál es el indicado? Aquí van algunas ideas: 

Coches Antiguos

Esta es la opción más tradicional, pero es que al verlos es difícil no imaginar cómo sería llegar en uno de ellos a tu boda. Saludar desde la ventana de un Ford T, un Buick convertible, un Cadillac o un Rolls Royce jamás te dejará mal en una foto y puede ser un guiño vintage adicional a tu boda.

Los coches antiguos darán un aire vintage y único a la ceremonia de tu boda.
Los coches antiguos darán un aire vintage y único a la ceremonia de tu boda.

España está repleta de empresas que ofrecen este servicio, y en Barcelona una de las más conocidas es el Grupo Limousines, que cuenta con una flota de más de 60 vehículos y dos décadas en el mercado en el mercado. Federic Busquets, comercial de la compañía, asegura que el modelo más cómodo para las novias es el Daimler, porque tiene mucho espacio para el vestido, pero los más elegantes y demandados son los ingleses: Jaguar y Rolls Royce.

Al momento de alquilarlos, hay que tener en cuenta que estos vehículos no recorren grandes distancias y que, generalmente, sólo se transportan dentro de la provincia en la que prestan el servicio y recorrer tramos entre el lugar de la ceremonia, el de la celebración y quizás otros puntos donde puedas hacerte las fotos.

Carruaje con caballos

¿Hay algo más vintage y romántico que un coche tirado por caballos? Los recorridos de antaño aún pueden hacerse y no son sólo para los turistas, las ferias medievales o los cascos históricos de las ciudades. En Andalucía, Cataluña y Madrid hay diversas compañías que prestan el servicio y tienen diferentes modelos de carruajes para elegir, ya sea con o sin techo, o con dos o cuatro corceles. La decoración adicional correrá por tu cuenta, así que debes acordarla con tu proveedor.

Lo ideal es usar este tipo de transporte cuando el estilo de la boda lo amerite. Claro, todo dependerá de la disponibilidad de los carruajes en la zona en donde vayas a realizar tu boda.

Limusinas

Para una boda citadina y lujosa, este es el coche, o más bien 'el cochazo'. La ostentación de las limusinas tiene larga data y aunque a mí me parecen un tanto exageradas y old fashion, las flotas de las empresas que las alquilan se renuevan constantemente con modelos espectaculares. Ahora, incluso, hay hummers-limusinas disponibles para dar un paseo por la ciudad.

Espacio de sobra, hilo musical, botella de cava, snacks, decoración... Las comodidades de estos coches son indiscutibles e inmejorables. Al igual que los anteriores, el servicio incluye el traslado de la novia a la ceremonia, el de la pareja a la celebración y quizás un punto más para hacer una sesión de fotos en un sitio especial. 

Motos

Incluir en el transporte de tu boda una Harley Davidson o una Ducati es una idea que cada vez se hace más común en las bodas y esto es gracias a iniciativas como las de Siete Motos, de Madrid, que prestan sus espectaculares modelos para que escolten el coche en el que te vas a andar durante tu gran día o, simplemente, para que tú y tu chico se suban a una de ellas luego de dar el sí.

Aunque quienes tienden a usar más este servicio son los aficionados a las motos, Pilar Sánchez, representante de la empresa, me cuenta que poco a poco se van sumando más personas a esta tendencia. Hay padres y padrinos que le dan este regalo a las parejas, hay novios que deciden llegar abordo de una y hasta hay chicas que pasan de su peinado y del vestido blanco y se animan a ponerse el casco parab ir a celebrar.

Bicicletas

Las bicis se pueden personalizar fácilmente con un motón de accesorios como lazos o pequeñas flores y además serán perfectas para...

Comentaba hace poco sobre una ciclo-boda que se llevó a cabo en República Dominicana el año pasado y, a pesar de que suena un poco descabellado subirse a una antes de dar el sí, no lo será tanto si decides hacerlo cuando todo finalice. Sin embargo, al igual que ocurre con los carruajes de caballos, esto irá muy bien si el resto de tu celebración tiene un estilo ecológico.

Las bicis son quizás el más personalizable de todos los transportes para bodas. En ciudades como Barcelona es fácil alquilar un conjunto similar que no sólo pueda llevarte a ti y a tu chico, sino también a tu cortejo. Con una cestita al frente y algunos toques florales o cintas, puedes convertirla en un vehículo chulo.

Pero si bien la puedes decorar como quieras, es también incómoda. Las distancias que recorras tú y tu cortejo no pueden ser largas, ni por caminos demasiado irregulares, y ni hablar de lo poco confortable que puede ser si tu vestido no está preparado para ellas. Tampoco es recomendable usarlas en calles demasiado transitadas.

COMENTARIOS ()
- +
responder