¡La importancia de los besos!

Reconozcámoslo, a todos nos gustan los besos... Darlos y por supuesto, recibirlos. ¿Pero alguna vez habéis pensado los beneficios que el acto cotidiano de besarse aporta a nuestro organismo?
por el 22/05/2013

Al besar apasionadamente tus pulsaciones se aceleran y sientes un placer indescriptible y una intensa sensación de bienestar.

No, no hablamos de los besos fraternales ni de esos que le puedas dar a un amigo o cualquier familiar. ¡Los picos no valen! Hablamos de esos besos apasionados, intensos y físicos que solo le puedes dar a aquella persona de la cual estás enamorado.

Cuando besamos se activan hasta treinta músculos faciales diferentes, 17 de ellos relacionados con la lengua, y se calcula que se queman unas 15 calorías cada tres minutos. Nuestras pulsaciones aumentan de 60 hasta 130 por minuto y se reduce el colesterol malo.

El intercambio de bacterias refuerza nuestro sistema inmunitario y estudios recientes calculan que pasamos dos semanas enteras de nuestra vida besándonos. ¡Wooow!

El beso es una auténtica droga natural, de eso no hay duda... Cuando nos besamos se liberan endorfinas que combaten el desánimo y evitan caer en depresiones. Pero también  se produce oxitocina, una hormona que influye en el enamoramiento o los orgasmos. Y además, ¡nuestro cerebro es un auténtico adicto a ella!

Así que ya sabéis... ¡Todos a besarse!

COMENTARIOS ()
- +
responder